Argon18-E118. Toma de contacto

Acabo de concluir mis primero 40kms con mi nueva Argon18-E118. Sólo levantarla del suelo es un placer, hacerla rodar ni os cuento. He hecho un recorrido conocido para valorar sensaciones y rendimiento, aunque sin exprimirle.Como siempre que pillas una bici nueva, al principio te sientes raro, mas aun si lo haces cambiando hacia una posición mas agresiva. El cuadro resulta extremadamente sólido, se mueve como un bloque. Había viento un tanto rancheado, pero los movimientos de la bici no resultan molestos ya que la dirección no se muestra nerviosa con las rachas.

El manillar en posición baja es como ir en una bici de carretera cogido siempre abajo, lo que resulta un poco agresivo para un recorrido de montaña, pero no para un circuito rodador.

En zonas llanas o con pequeños toboganes la bici se acelera muy rápidamente, he tenido la misma sensación que la primera vez que usé mi moto, sientes como si se fuera de las manos. Da un poco de vértigo notar que en las bajadas no para de acelerar. Va sobre railes, muy muy estable y rígida.

Las posibilidades de regulación del manillar, para ser una bici tan radial, son variadas. Quizá se eche de menos una altura intermedia en el manillar, pero es verdad que en otras bicis de este tipo no existe regulación posible. Bajo mi punto de vista, la solución de potencia-manillar es limpia y bastante funciona?

La solución en cuanto a aerodinamica de los frenos tanto delantero como trasero, es una pasada. Podría pasar muchos minutos mirandolas. Son soluciones muy cuidadas y se otra que el túnel del viento ha servido de mucho.

Sinceramente, esta bici es una pasada. Como ya me han dicho varias personas que la están usando, entre ellas Jaime Menéndez de Luarca y David Navarro, es un auténtico misil.

No he dicho nada del tiempo empleado en el recorrido, pero sin forzar en ningún momento, me he sorprendido al parar el crono 😉

A %d blogueros les gusta esto: