La eficacia en el Running Barefoot (descalzo)

Voy a intentar explicar en poca palabras el porque de la eficacia de la técnica del Barefoot Running.

La eficacia del barefoot Running radica en la modificación de la posición del contacto del pié en relación a la cadera y la consecuente anulación o inexistencia de fuerzas contrarias a la dirección del avance.

Cuando corremos descalzos evitamos a toda costa impactar con el talón en el lugar inicialmente para evitar hacernos daño. Cuando apoyamos primero con el talón la pierna no amortigua el impacto y esperamos que lo hagan nuestras super-zapas, es por este motivo que al correr descalzos evitamos apoyar el talón y buscamos una zona mas adelantada de modo que nuestra compleja estructura ARTICULADA del pie y la pierna absorban el impacto.

1. Teniendo claro como tenemos que realizar el primer contacto con el suelo, con la parte media o anterior del pie y no con el talón, advertimos que para poder hacerlo de forma natural debemos variar la zona de contacto del pie con el suelo en relación a nuestro cuerpo.

Para evitar apoyar con el talón en primer termino (duele si apoyamos el talón descalzo) retrasamos el apoyo del pie ¿Qué quiere decir esto? Que el apoyo ahora lo deberemos realizar prácticamente debajo de la cadera, que el contacto del pie con el suelo se realiza debajo de nosotros, no delante.

Cuando apoyamos con el talón este se realiza en una posicion adelantada relativa al cuerpo. Este contacto adelantado junto con una velocidad de avance y nuestro peso corporal provoca una fuerza de reacción contraria a la que ejercemos sobre el suelo. Esta fuerza, cuando pisamos en primer termino con el talón, tiene una componente horizontal CONTRARIA AL AVANCE, es decir negativa, vamos, que nos frenamos en cada zancada.

2. De mucha menor importancia es lo siguiente, pero no por eso no hay que nombrarlo. Habiendo conseguido la técnica necesaria para correr descalzos, no hablo de correr descalzo por todas partes, pero si podremos correr con zapatillas minimas, voladoras, de competicion… estaremos preparados para usar este tipo de calzado que tanto nos “pone” reduciendo la posibilidad de lesión (si hacemos una transicion correcta hacia el barefoot) por la utilización del mismo.

Muchos dirán “¿ porque te pone tienes que conseguir la técnica……. Bla bla bla?”. Hombre, solo por una pose o una apariencia no. Me explico.

Si conseguimos la técnica necesaria para correr descalzo, podemos usar una calzado mínimo, voladoras,…. La consecuencia de todo esto es que de nuevo somos mas eficaces, hemos reducido la resistencia al avance y ahora pesamos unos 200-300g menos y esto, aunque parezca que no, es importante.

Si reducimos el peso de nuestras zapas, además de conseguir incrementar la agilidad de nuestra zancada, reducimos el peso total que debemos mover al correr. Haciendo un calculo rapido:

– Reduccion de peso: 100g por zapa.

– Pasos por minuto mientras corres: 18o pasos/min

– Duración de la carrera: 90′

Multiplicando 100g x 180 pasos x 90′ = 1.620.000g = 1.620kg es el peso que dejaremos de desplazar en 90´de running. Casi na!

Abundando en el uso de este tipo de calzado, ahora podremos usarlo con mayor seguridad, menor riesgo de lesión ya que sabemos como debemos pisar. Usando este tipo de calzado, no solo correremos con menos peso sino que al no llevar prácticamente suela, al no llevar una zona deformable que tenga que absorber el impacto con el suelo, no hay perdida de energía por deformación. Cuanta más amortiguación o zonas de absorción de impacto tengan nuestras zapas más energía nos hará falta para desplazarnos. Es como esas bolas metálicas colgadas de hilos que golpean unas contra otras y no paran de golpear (el péndulo de Newton). Esto ocurre porque al no haber deformación no hay perdida de energía.

Haciendo alusión a una frase que me ronda últimamente la cabeza, “juzguen ustedes mismos”

¿Vas a seguir corriendo con zapas gordas apoyando de talón con una zancada que te frena o vas a intentar correr de forma más eficaz?

Resumiendo. Si corremos descalzos pisamos con la parte anterior o media del pie.

1. Conseguimos eliminar la resultante contraria al avance.

2. Podremos usar zapatillas mínimas con menos riesgo de forma que portaremos menos peso y perderemos menos energía necesaria para desplazarnos

Ahora QUE NO SE TE OCURRA SALIR A CORRER DESCALZO, hará falta empezar a trabajar nuestros pies, tobillos,….  antes de empezar. Cuando nos decidamos a hacerlo, tendremos que ir adaptandonos poco a poco. Hay que tener claro que no es fácil ni inmediato, menos aún si nunca hemos tenido ningún interés en mejorar nuestra técnica de running.

Si aún te faltan ganas echa un ojo a este video, mira como puede ser que estés corriendo y como podrías correr.

A %d blogueros les gusta esto: