Cambios y mejoras en mi rendimiento

20120608-070315.jpg

Como algunos sabéis no soy licenciado en educación física, ni entrenador nacional de nada, simplemente me encanta practicar deporte y disfruto superándome, mejorando mi rendimiento.
Llevo practicando Tri, como ya he comentado en alguna ocasión, desde el 94. El año pasado experimente una mejora de mi rendimiento considerable. No esperaba que este año sucedíera igual, pero esta pasando y de forma más pronunciada, si cabe. Con esto pretendo compartir los “secretos” que he aplicado y han funcionado. Esta claro que estoy tratare de ser lo mas objetivo posible, dentro de lo que “mirarse a uno mismo” permite.

Puedo agrupar los cambios o mejoras a nivel:

1. Orgánico. Cambios de costumbres o hábitos adquiridos que aplicados aportan mejoras en el organismo. Entiendo que son los que más sacrificio implican ya que inciden en nuestro día a día, o minuto a minuto, son nuestros hábitos, a veces relacionados con “los placeres de la vida”. En muchos casos pueden suponer cambios sustanciales que afectan a nuestras tradiciones y entiendo que esto es duro, pero, si lo piensas bien, las excepciones, cuanto más excepcionales sean más se disfrutan (estoy pensando en la paella de mi madre que voy a meterme entre pecho y espalda después del Ironman de Roth). Bajo mi punto de vista, esta mejora es esencial, constituye la base de todo. Se trata esto de acercarnos lo máximo posible al mejor estado de forma mediante la replica, no literal, no seamos lelos, de las condiciones y costumbre que hicieron del hombre, de nosotros, lo que somos, el organismo más perfectamente adaptado a la resistencia, bajo condiciones de extremo calor, jamás “creado”. Sin lugar a dudas, estas mejoras son las que más satisfacción personal y mayores, y mas fiables, beneficios nos aportan.

2. Técnico. Cambios en la ejecución de movimientos y coordinación en busca de la eficiencia energética y velocidad de desplazamiento. Suele ser necesario mucho trabajo en cuanto a constancia, observación y autocrítica. También pueden venir aparejados de lesiones, sobre todo si llevamos mucho tiempo corriendo, nadando o pedaleando de forma inadecuada y tratamos de aplicar cambios drásticos en nuestro “estilo”. Este trabajo se debe realizar continuamente pero con la precaución de no lesionarse. Ayuda contar con alguien experto que supervise nuestros ejercicios y evolución, pero existen casos particulares en los que siendo observador, no es necesario.

3. Tecnológico. Cambios de material deportivo. Esto es lo mas inmediato y, para mi, el ultimo recurso para lograr mejoras de rendimiento. Para muchos es indispensable, y en cierto modo aporta mejoras considerables, pero a nivel personal, considero que no otorgan una satisfacción tan grande como la de los 2 niveles anteriores. No dejan de ser importantes pero van de la mano de un importante desembolso económico y considero que “no esta el horno para bollos” y es importante seleccionar cual de estos cambios nos va a aportar mas y nos va a costar menos.

…..

A %d blogueros les gusta esto: