Objetivo cumplido. SUB9 y Campeón de Europa de Larga Distancia GE35. 8h51’36”

El objetivo de la temporada es SUB9 en distancia IM, en Roth, y si puedo hacerme con el record autonómico, hasta ahora en manos de Fermín Barrés con 8h52’ (8h53’04”, facilitado por Jose Ramón Vives) en la Challenge de Barcelona 2010, mejor.

El decimo sexto lugar en el triatlón de Valencia y el resto de pruebas en las que había participado, las NDS-2012, con pódiums en Sueca, La Vila y Hellín, y el noveno puesto en Elche hacían presagiar lo mejor. Tenía mucha confianza por la solidez que había demostrado en entrenamientos y competición en la carrera a pié. La bici es mi fuerte y la única incógnita era la natación, de donde vengo, lo que peor llevo, menos me gusta y más me cuesta entrenar.

Los días previos a la Challenge de Roth habían sido muy variables, lloviendo por la noche, amaneciendo despejado, lloviendo de nuevo, a la vez levantándose un fuerte viento y de nuevo saliendo el sol para horas más tarde volver a nublarse para luego llover. Álvaro Velazquez, Moises Vidal y yo, habíamos inspeccionado parte del recorrido ciclista y, aunque no es un recorrido llano, como se puede llegar a pensar viendo los tiempos de referencia en bici, es asfalto muy bueno y permite rodar muy rápido, aunque son numerosas las curvas muy cerradas en las entradas y salidas de las pequeñas poblaciones que atraviesa el circuito.

La mañana de la prueba nos levantamos muy temprano, los tres salíamos a las 6:30 en la primera salida (PRO, SUB9 y algunos grupos de edad mayores) por lo que a las 4 estábamos en pié y un minuto más tarde desayunando. A las 5:15 ya había amanecido y salimos hacia la T1. Poco después llegamos allí. La T1 es una zona muy grande y despejada junto al canal de hierba mullida. Las bicis no están muy apretadas, pero el espacio es justo, como en casi todas estas citas. Está todo mojado, casco y bici. No permitían cubrir las bicis y había llovido. Coloco los bidones, las zapas y listo.

Con el neopreno puesto nos dirigimos a la línea de salida, no somos muchos, pero todos nadaremos rápido. Me sitúo en la parte exterior del canal, junto a uno de los límites, encima de las rocas, para intentar nadar lo más limpio posible. En primera línea junto al lateral, pregunto tiempos previstos en el agua a los que me rodean. Estamos todos en pocos minutos. Uno de ellos dice que nadará en 48´, se me ponen los ojos como platos y le cedo la corchera. No soy partidario de salir en un pequeño sprint, estas pruebas son muy largas y no quiero gastar ni una caloría de más por coger una posición, luego seguro que la echo de menos.

Dan la salida, y como era previsible, no me toca nadie. El nadador de delante se escapa hacia sus 48´, por detrás me rozan los piés y avanzo sin ningún tipo de estrés. Veo que por mi izquierda, lado hacía el que no respiro en competición, van pasando muy acelerados y pienso que ya tendré tiempo de remontar y debo ir a la mía. Poco a poco van pasando los metros y ya en el primer giro algunos empiezan a aflojar y voy pasando a algunos nadadores de pies a piés, haciendo pequeños y cortos cambios de ritmo. Damos el segundo y último giro, la salida está cerca, los triatletas se aceleran y pocos minutos después salimos del agua. Miro el crono y vamos en tiempo, 55´alto (56’06”). Perfecto!

Hago una rápida transición. Me dejo en la bolsa tan solo el dorsal, corro a la bici, me coloco el casco, salgo corriendo, línea, salto sobre la bici y empieza el sector ciclista, mi fuerte. En la transición, con el agua de la noche y los baches de la hierba, he perdido uno de mis 2 bidones de 226ERS Energy, hay que variar la estrategia. No me puede afectar esto, acabo de empezar y debo ser positivo. Pienso que ya llevo menos peso y eso es bueno, iré más rápido. Pronto, en el km30 aproximadamente, supero a Moises Vidal, le doi ánimos y sigo.

La primera vuelta es muy rápida, he adelantado a mucha gente y voy entre los 40 primeros. Marco en el km 90 2h22’ y pienso que quizá me haya pasado, pero sigo fuerte. Poco después, las nubes que estaban lejos ya se han colocado sobre nosotros y, el olvidado viento aparece de repente soplando con mucha intensidad. Veo que el velocímetro no sube de 40km/h y tramos que en la primera vuelta había hecho sin enterarme se tornan duros. Ahora hay más tráfico en el circuito, hay grupos de edad en su primera vuelta y corredores de relevos. El viento hace muy inseguro el circuito y algunos triatletas de grupos de edad van dando tumbos de un lado al otro de la calzada, movidos por las fuertes rachas, de hasta 80km/h según la prensa local.

Álvaro me supera en el km 120-140 como un verdadero avión. Le pregunto que le ha pasado, pero no escucho lo que me dice. Pienso que ha debido pinchar o le han sacado tarjeta, pero no ha sido así. Ha tenido problemas en el agua y ha salido 2’ detrás, cosa que sabría al finalizar la prueba. Me he tomado unos 15 geles de 25g (los de fresa-platano de 226ERS, como no), poco más de 1000kcal, el bidón de bebida energética y algo de Iso hiper-diluido que da la organización. Unas 1500kcal.

Quiero hacer entre 4h47´-50’ y se me va por los pelos, marco 4h51’ y esto, unido a las transiciones y al tiempo de la natación, me marca 5h51´. Se me ha ido un poco el tiempo, miro el crono y veo el SUB9 hecho, pero quiero bajar de 8h52’. Quiero el record CV y para eso sólo tengo una opción, correr la maratón en 3 horas o menos. Pienso que es posible, pero mi mejor maratón Ironman es 3h15´en Niza 2011, maratón que me facilitó con 9h32’ la plaza para Hawaii. Pienso que puedo, que he entrenado duro y que estoy entero, y así es.

Mi BOMBÓN, Pilar Serrano, tercera el año pasado en el Ranking de Larga Distancia Nacional, ya con una barriga de 8 meses, me da ánimos y me dice que voy entre los 40 primeros. Que Álvaro está a unos 5´. Paro, le doy un beso, me echa la bronca y me lanzo a correr confiado y rápido, pero conservador. Me encuentro muy bien, no me duele nada, no estoy cansado y las piernas se mueven rápido en busca de un apoyo en metatarso que me otorgue velocidad y eficiencia energética. He corrido todas las semanas descalzo, buscando estas sensaciones, pasándolas luego a la carrera con zapas amortiguadas y parece que ha funcionado. La técnica de barefoot running, los tarahumaras… son pensamientos que no aparto de mi cabeza y me hacen desplazarme con “ligereza”.

Los primeros kms los paso por debajo de 4min/km para en los siguientes ir aumentando poco a poco. En la media maratón llevo 1h26’, me voy dando cuenta de que es posible ya que sigo corriendo fluido y pasando a otros triatletas. Me voy cruzando con Álvaro V. que llevo unos 4´delante y Moi V. que viene unos 12’ atrás, parece que vamos a la misma velocidad.

Van pasando los kms y la velocidad va disminuyendo, pero aún corro por debajo de 4’30”. A partir del km 36 voy haciendo cuentas, pero no tengo claridad mental para poder ajustar los número y solo hago “números gordos” que hacen que intente acelerar el ritmo aunque ya no pueda.

Los últimos kms son un calvario. Casi al final, en el 39-40 aprox, hay una fuerte subida. Me quedo “KO”, pero sigo. No he parado en ningún avituallamiento y el miedo a tener problemas de estomago hace que tan solo haya tomado 3 geles en la carrera a pié, unas 225kcal, y unas capsulas de sales de 226ERS, además de iso y cola. Voy bien, pero ya no corro fluido. La meta está cerca.

A falta de 1 km el circuito se introduce en la población de Roth, paso por una plaza, no cabe ni un alfiler, la gente corea mi nombre, me muero de la vergüenza y de risa. Suena por megafonía el folklórico “Que viva España” y los alemanes se lanzan a aplaudir y cantar. Todo un espectáculo.

Salgo de la plaza y sé que el final está cerca, pero no lo veo…. Ahora si. Llego a la zona de meta, un estrecho pasillo rodeado de multitud de gente en una zona de hierba bien cuidada. Un par de giros, veo el crono y estoy en tiempo, aún no marca 8h52´, acelero, grito y cruzo la meta!!!

Veo a Pilar con su barriga que se ha colado en una grada, la saludo y entro en la zona post meta. Me da por llorar, pensando en lo que he hecho y en la gente que me rodea y me anima a seguir después de 18 años en este deporte, en amigos triatletas como Moises Vidal, a punto de entrar en meta (9h03’), en Jordi Reig que de nuevo se clasifica para Hawaii con 9h26´en Frankfurt, Oscar Sánchez (10h22´en Frankfurt)…. Pienso, como no, en mi familia, en mis entrenadores, Alfonso Martínez (general) y Samuel Vidal (natación),  y en los pequeños, pero imprescindibles, patrocinios y ayudas que me brindan Ciclos Boyer, 226ERS, Newline, Rudy Project y Oakley. Nada de esto sería posible sin ellos y a ellos les brindo este logro.

En post meta, estamos muy pocos. Felicito a Alvaro y hablamos. Hemos entrado en meta en la posicón 24 y 26, a 2’ de distancia. Al poco llega Moi que se ha quedado a las puertas del SUB9, 9h03’. Masajes, comida, charla, ojeada a las clasificaciones, ducha y nos vamos. Cenamos pronto, con mucha comida y cerveza, y a la cama.

Al día siguiente Moises se va con su furgo a por un colega para volver a casa. Nosotros nos quedamos Pilar, Alvaro y yo. Vamos a la entrega de premios. Alvaro puede que se lleve algo. En Roth, los 10 primeros en meta los consideran PRO´s, el resto, aunque sigan siendo PRO´s, los consideran grupos de edad, de modo que el 11 en meta, será, según la Clasificación de la prueba 1º de su grupo de edad. Así es, Alvaro queda tercero de su grupo de edad.  Sabíamos que esta prueba era Cpto de Europa Oficial ETU Larga Distancia. Álvaro, días atrás me había dicho que tenía posibilidades, pero pensaba que me tomaba el pelo. De repente en la entrega de trofeos empiezan a llamar a los Podiums de grupos de edad y de repente me llaman! Resulta que he ganado el Cpto de Europa Oficial de Larga Distancia en el grupo de edad M35.

Ahora a descansar un poco para encarar las últimas citas de la temporada con garantías, aunque con la tranquilidad de haber cumplido. Este resultado me ha dado mucha confianza, y Alfonso Martinez Ruiz, mi entrenador desde hace ya unos años, y yo, ya tenemos objetivos marcados para las próximas 2 temporadas. El primero, bajar mi tiempo de nuevo en distancia un IM rápido (aunque está complicado, las plazas han volado) donde intentaré bajar de 8h40’. El segundo, la clasificación para Hawaii 2014, cita en la que competiré por un hueco en el podium del Cpto del Mundo Ironman en el grupo M40.

A %d blogueros les gusta esto: