Como un vikingo entre africanos, así me siento en una media

salida stapolaSupongo que desde fuera se ven mejor este tipo de cosas, desde luego, yo me sorprendo solo cuando me veo en las fotos y no antes. Pude ver una justo después de la media Maraton entrando en meta al lado de otro corredor en la que parece que estamos en planos distintos.

Esta claro que una media Maraton, una Maraton o un incluso un Ironman, lo puede terminar cualquier persona que se lo proponga. Todos, a dia de hoy, tenemos un vecino, amigo, cuñado o primo (de estos tenemos mas) que han terminado un ironman. Pero no hablo de terminar, sino de estar delante, de estar dentro o rondar el 1% (ya os contare de que va esto en otro post).

Me llama la atención exageradamente mi tamaño, sobre todo mi peso, el pasado domingo 82kg, en comparación con el resto de los corredores de una media Maraton. Supongo que esto les pasa tb a otros que registran unas marcas decentes en esta distancia, como David Navarro con 1h15′ (corrígeme si me equivoco), o Jaime Menéndez de Luarca (desconozco tu marca en Media Maraton, pero seguro que es mejor que mi 1h17′).

santapola-oscarEste aspecto, sobre todo, insisto, el peso, me da que pensar. Esta claro que el peso es un factor determinante para un buen corredor o deportista de fondo, estoy seguro que si pudiera bajar de 80 lo notaria, sobre todo en Running, pero deben haber otros factores, y los hay, que hagan que algunos, con proporciones de Vikingo, podamos entrar o rondar el 1% en pruebas de fondo.
Ahora voy a hablar por mi. Estos otros factores, que entiendo están presentes o que posibilitan una marca decente en estas pruebas, además de la adaptación y la capacidad aeróbica, esta la eficiencia aplicable a tener en cuenta en diferentes aspectos. Como digo hablo de mi.

Esto me recuerda mi primer entrenador, no fue el primero realmente, pero para mi como si lo fuera. Angel Moreno, entrenador de altletismo en Sevilla con el que estuve en mi primera etapa de triatleta del 97 al 2000, aprox. El llevaba sobre todo a velocistas, algún pertiguista y grupos que preparaba par bomberos y policías. A su grupo de elegidos, nos llevaba gratis, era un apasionado del rendimiento y el amor al deporte. Cada vez que llegaba a la pista me gritaba “Macli!!!”. El me llamaba, “MacLeod, como el prota de la peli los inmortales. El me repetía que me había equivocado de deporte, que en triatlón no llegaría a destacar, pero que como lanzador de jabalina o 400m vayas. Yo siempre tuve ganas de probar, aunque con cada serie de 400m que hacía se me pasaban.

Parece que mi físico, por entonces algo más corpulento, no era el idóneo para una disciplina de fondo como el tri. Siempre he pensado que mi físico es un inconveniente para los deportes de fondo, y he tenido muy presente el como superarlo. Esto me ha supuesto muchos quebraderos de cabeza ya que en principio el único consejo que me dieron fue “pierde peso”, algo lógico, pero no siempre es muy factible ya que el porcentaje de grasa que tienes es mínimo y la perdida de peso pronunciada, en mucha gente, supone una merma importante de fuerza.

Después de mucho tiempo se que puedo considerarme un deportista de fondo de relativa calidad, sigo pesando más de 80kg, pero he sabido encontrar la forma de sacarle el máximo potencial a mi rendimiento. Es un trabajo de adaptación, por supuesto, pero hay más cuestiones detrás, principalmente la eficiencia.

A %d blogueros les gusta esto: