“Allí me planté y en la fiesta me colé!!!”. Arenales 113, 2013

20130417-074208.jpg
Esta noche, como ya le adelanté a Nico Ward, no he podido dormir bien. Ayer, cuando cenaba con Pilar, una hora después de recibir la fatal noticia de lo ocurrido en Boston, recibí un comentario en Facebook que me emocionó. Parecerá una tontería y lo es, pero me emocionó. Me decía, referente a Arenales 113, “Máquina, les estabas sacando los ojos al grupito o tren que traías a la T2, yo incluido”. Era Nicholas Ward, unos de los grandes de la larga distancia a nivel internacional.
El tema es que este fin de semana no quería competir, las malísimas sensaciones durante la semana, después de la Media Maratón de Montaña del Desafío Lurbel me habían minado mi moral, ya pertrecha por la pérdida de multitud de sesiones de entrenamiento. Los cuadricenal no terminaban de recuperar y, hasta el mismo sábado antes de competir, probé a correr 40′ y no tenia fluidez ni velocidad. Tenía en mente que sería un tremendo correctivo y no quería enfrentarse a semejante disgusto.
Como siempre, aunque esta vez con “paleo invitados”, cenamos unas verduras al horno, unas pechugas de pollo espaciadas a la plancha todo regado con frutos secos y un par de cervezas, para terminar con el delicioso Night Recovery Cream de 226ERS (ayuda a recuperar, a descansar y ayuda a obtener un mayor rendimiento al día siguiente en competición, aunque esto muchos aún no lo saben).
Nos acostamos tarde en Santa Pola, y con Violeta entre Pilar y yo (como en su cama no duerme en ningún sitio y no hubo más remedio). Dormí regular. La primera cita importante de la temporada siempre me hace aflorar dudas y genera sueños “enfermizos” que no me dejan descansar. Vi todas las horas en el reloj y “por fin” las 5:30.
Desayunamos como todos los días, unas pequeñas tostadas de pan de centeno con frutas y frutos secos casero que hace Pilar, una tortilla, un poco de embutido (pavo), un zumo, una naranja y un café con leche de almendras para evitar problemas con la lactosa.
Todos a la furgo, incluida Violeta liada en su nórdico y a Arenales. Llegamos tarde y aparcamos lejos.
Ya en bóxes, sudando y nervioso porque debía salir en unos 15′, coincidí con Nico. El estaba dejando todo en su box y parecía relajado, aunque estaba en la misma situación que yo. Cruzamos unas palabras respecto a su Ican y estado de forma. Me sorprendió que el supiera que mi temporada pasada no había ido nada mal. Dejamos todo OK y a cámara de llamada.
Bajando a la playa mientras me enfundaba el neopreno seguía nervioso e iba justo de tiempo. Aún así pude entrar en el agua, ajustar el neopreno y relajarme.

20130417-074414.jpg
En Cámara de llamada coincidí con Álvaro Velázquez, Jaime Menéndez de Luarca, Antonio Adell (mi compi de Hawaii), Diego Calderón…. Hable un poco con Álvaro de entrenamientos, volúmenes e intensidades…. Cosas para no pensar en lo que se nos venía encima, y pasamos a salida.
Me coloque, como siempre, en el lado malo, según Pedro Miguel Reig (el toma la boya por dentro), para mi el bueno. La zona las alejada para tomar la boya por el exterior. A mi me gusta el triatlón, no el boxeo, a otros quizá no, pero se equivocan de deporte. En una prueba de 4 horas, pegar se un sprint nada más empezar y arrearse unas leches con el resto de deportistas por ganar una posición o 15″ no creo que merezca la pena, quizá me estoy haciendo viejo.
Salida! Entro corriendo y sigo corriendo hasta que no puedo hacerlo. Veo a Álvaro a mi derecha y voy nadando muy limpio. No me toca nadie aunque no me estoy alejando demasiado de la primera boya. Álvaro, que se que ha nadado mucho esta temporada, no deja de estar a mi derecha. Ya hacia la segunda he perdido a Álvaro, ya tengo algunos pies delante, pero sigo nadando muy limpio. A partir de la segunda boya, como siempre, empiezo a progresar y a adelantar a algunos nadadores que han salido demasiado rápido y ya, en el minuto 8 lo están pagando.
Voy de pies en pies, con pequeños apretones y pasando a gente hasta que ya no alcanzo a nadie. No hay nadie cerca y me toca mantener un ritmo algo más fuerte.

20130416-224159.jpg
Salgo del agua y veo a Moi delante, a pocos metros. Se qué Moi ha estado nadando bastante con Mateo Pesquer y que este ahí me indica que no he nadado mal.
Transmisión rápida, y salida hacia mi sector. En la rampa de salida, lejos del bullicio de la gente para que pueda escuchar lo que me canta, esta Pilar. Me dice que Álvaro esta justo delante a pocos segundo, “lo ves? Esta justo ahí” me grita.
Yo lo veo, pero consciente de que Álvaro me saca de punto en bici, voy a la mía. Empezamos a bajar de Arenales. Me acoplo, miro abajo, cojo mucha velocidad y de repente un ciclista parado en la carretera!!! Freno algo, pillo un bache, se me cae el bidón aéreo y continuo. Me doy cuenta de que era Álvaro. Tb se le había caído el bidón y paraba a recogerlo.
Yo arreé consciente de que Álvaro me pillaría pronto, y así fue. Antes de llegar al aeropuerto ya me había cazado. Me pasa y me dice “también tu vas sin bidones?”. Espere a que me pasara y se fuera, pero no fue así, no se fue. Las patas estaban recuperadas al 100% del Trail y con mucha fuerza. Decidí seguir su referencia hasta que pudiera hacerlo. Ese circuito me lo conozco como la palma de mi mano y se cuando y dónde ponerme de pie, cuando levantarme del manillar, cambiar de piñón y como sopla el viento.
En esas zonas complicadas le recorté a Álvaro. Llegamos a Vía Parque y me permití la chulería de adelantarle. Pensé que estaba haciendo algo absurdo y lo pagaría en pocos kms, pero no fue así. Tire fuerte hasta la bajada hacia Alicante. Álvaro me paso y tiro fuerte, pensaba que me quedaría, pero no era así. Fuera de su línea y de su rebufo aguantaba bien su ritmo de momento.
Cazamos a muchos triatletas y con una diferencia de velocidad considerable. Álvaro se mantenía delante varios kms y yo otros (lo de a “distancia legal”, sobra decirlo).
Sobre el km 45 alcanzamos un grupo de unos 4-6 triatletas, entre ellos F. Gómez Cubero y J. M. De Luarca. Álvaro y yo sabíamos que sería difícil dejarlos. Aunque a distancia legal, por encima de 45km/h hay drafting y se nota la estela del ciclista de delante. Álvaro y yo empezamos a tirar más fuerte con el objetivo de dejarlos atrás una y otra vez. Empezamos a doblar a otros triatletas, y, me vais a perdonar, pero la velocidad a la que adelantábamos al restó y las maniobras que íbamos haciendo para que Luarca y Cubero perdieran nuestra estela eran mas propias de un video juego o la guerra de las galaxias que de un tri.

20130416-224455.jpg
Al principio del sector ciclista había perdido un bidón y sólo me quede con uno de 226ERS-ENERGY PRO (producto en proceso de test) de 0,8 l.
El asunto es que pasaban los kms muy muy rápido y no había manera de dejarlos. Llegando al polígono para encarar la vuelta pasé a Pedro Miguel Reig, con algún problemilla y justo en la entrada del polígono pasé a Nico Ward. Decidí que, por dura que fuera la llegada a Arenales, tenía que entrar delante de estos “marcianos” del tri. Todos los que he nombrado son mis referentes en el mundo del tri y llegar con ellos, incluso delante, aunque sólo fuera en la bici era muy “fuerte”.
Fui lo más rápido que pude hasta Arenales, sin abandonar en ningún momento la cabeza del tren, pensando que no podría dar ni un paso en la media maratón y me tendría que retirar, pero tenía que bajar primero. La gestión del problema posterior sería otro asunto, mi carrera terminaba en la T2 con tan sólo 2 geles de la organización.
Entro primero en la T2 con el grupo de Aimar saliendo ya de ella. No sabía que estaban tan cerca hasta que no llegamos a Arenales. Bajo rápido y… MIERDA! Toda mi costa está por el suelo! Todo tirado y desordenado! Las zapas cada una por un lado, las sales por otro, el neopreno fuera…. NO LO DEJE ASÍ, JODER!!! Me puse un calcetín, no encontraba el otro. Los jueces hablando entre ellos sin mirar a lo que estábamos haciendo, cuando deben controlar que todos dejemos todo bien, NO SÓLO QUE NOS QUITEMOS EL CASCO DESPUÉS DE SOLTAR LA BICI! Alguien había tirado toda mi cesta, nadie lo había sancionado y tampoco se habían preocupado de restaurar el orden en mi cesta! Otro hace el cafre y lo pago yo? No tiene sentido, pero, en España, porque han de tener las cosas sentido???
El tema es que no encuentro nada. Me pongo un calcetín, la zapatilla, busco el otro calcetín, no lo encuentro, me quieto la zapatilla, me quito el calcetín, me pongo una zapa, me pongo la otra, no están los geles….. Me cagoentó y salgo a correr con 2’30” de transición! Un minuto más que el resto!!!
Ya tengo delante a otro triatleta, Nico, J.M. De Luarca, Álvaro V, Galván…. Joder! Las patas parecían no responder, pero no iba lento. Estaba acercándome a Nico y a Jaime, cuando se me acamlambra el bíceps femoral derecho (desde la maratón de Sevilla arrastro una ligera molestia en esa pierna) y me toca parar a estirar. A los pocos segundos sigo, sabedor de que debo administrar bien el desgaste muscular provocado por el derroche de energía del sector ciclista.
Llego a las escalera, sigo por la rampa y me preparo para la zona de bajada (siempre tengo pequeños calambres en estas zonas en bajada cuando me he pasado de rosca). Paso esas zonas bien y voy entrando en ritmo. Ruedo a 3’50″/km, aunque parezca que no, y voy acercándome de nuevo a Luarca. Poco antes de llegar al camino de Santa Pola esta de nuevo a mi alcance, pero de nuevo los calambres me hacen parar. Esta vez tardo más en arrancar. Una voluntaria me dice si llama a la ambulancia y le digo “no, ni de coña”. Me meto una cápsula de sales y tiro como puedo. Bajo el ritmo, se que, si me paso, no llegare. Que a nivel cardiovascular y de energía estoy bien, pero no a nivel muscular y debo administrarme.
Como un ritmo algo más lento, algo por encima de 4’/km y voy cogiendo botellas de agua para llevar en la mano e ir hidratándome. Poco después de tramo de arena alcanzo a Luarca y me dice “como vamos?” Le digo “el 16-17”. El me dice “menudo nivelón”, hablando en general de los otros triatletas que van delante. Poco a poco me alejo.

20130416-224728.jpg
La segunda vuelta sería más cómoda. Nadie cerca por delante ni por detrás. Rodando a ritmo si necesidad de apretar, tomando cápsulas de sales y agua cada vez que amenazaban los calambres y a meta. Allí me esperaba Pilar con Violeta, con la que pude entrar caminando tranquilamente sin que nadie pudiera evitarme disfrutar de ese momento. Cruzo la meta varios minutos antes de las 4 horas. Fantástico
Ya en postmeta. Ximo y más gente del ETC, equipo con el compito y gente de Deportes Match me dan la enhorabuena… por llegar el 16 :-/
Poco a poco fueron llegando el resto de triatletas, charlas animadas comentando la prueba…. Y la sorpresa. Salen clasificaciones y tengo el cuarto mejor parcial ciclista! Tan sólo han ido más rápido en bici Pasuello (ex-ciclista profesional), Rubén Galván (ex-ciclista profesional) y Mujica. El resto detrás. Es la primera vez que superó los 40km/h de media en esta distancia y casi han sido 41km/h de media. No me lo puedo creer.

20130416-224852.jpg
La verdad es que llevo un par de días con un “subidón, subidón…” como diría Santi Millán (un video inesperado y muy simpático), brutal. Ahora se que tengo muy buen nivel en bici, un nivel PRO. Me falta poder correr un poco más rápido después, mejorando aún más la bici y, joder, nadar un poco más! Con los míseros 6000-9000m máximo que meto a la semana, no puedo pedir más. Debo meter un día más de agua.
Gracias a Alfonso, mi querido y sabio Trainer, a Pilar y Violeta, a Nando, a los accidentados Óscar y Moi (están bien los 2, pero se caen demasiado!) por animarme en todo momento y a Marisa por hacer tan buenas fotos y aguantar con tan buena cara en todas las competiciones (mira los álbumes de Óptica Hospital en Facebook). También a mis patrocinadores y colaboradores 226ERS, Deportes MATCH, TREK Store Alicante, ON-Running Shoes, CATLIKE y LURBEL por confiar en un amateur con 39 primaveras, pero muchas ganas de dar guerra 😉

20130416-225056.jpg

A %d blogueros les gusta esto: