Mis imprescindibles en IM. Material

20130708-090948.jpg

No tan importante como la preparación física, pero sin poderlo dejar de lado, esta el material adecuado a utilizar en cada prueba.
Aún recuerdo un Titán, Sierra de Cádiz, donde el segundo puerto de la prueba me dejo KO por una mala elección de desarrollo en la bici. Llevaba un 54-41 y un 11-25. La combinación menor, 41×25 no fue suficiente para mi, subí totalmente atrancado y me baje a correr con las patas como piedras.
Al año siguiente llevé un 39×27 y pude marcar el tercer mejor parcial ciclista, creo que detrás de Tejero y Gomes.
Tanto la elección de la bici (cabra o convencional), las ruedas (ligeras, con mucho perfil, lenticular y palos), la elección del neumático, el desarrollo, las zapas (voladoras, mixtas, trail,…), el casco, tanto el tipo de ropa (2 piezas o mono) como el color de la misma, calcetines…. Todo puede ser susceptible de ser adaptado para la prueba objetivo, y a todo debes estar adaptado, sobre todo si hablamos del tipo de bici o las zapas. Todo esto, si ya afecta de por sí a una prueba de distancia corta, en una prueba distancia puede ser clave.
No es tanto conocer la prueba a fondo como saber en que “jardincito” te estas metiendo.
Recuerdo, aunque me de vergüenza reconocerlo, que pensaba que el recorrido del IM de Hawaii ERA A DOS VUELTAS EN BICI Y DOS A PIE!!! Me entere de que no lo era un par de días antes del inicio de la prueba, ya en Kona desee varios días antes, y mira que había visto vídeos y la gente me había hablado de los circuitos. Aunque pueda parecer mentira es cierto, no conocía en absoluto el recorrido, lo que sí sabía es que en bici soplaría mucho viento, haría mucho calor y los repechos no me iban a dar mucha tregua, y que en la maratón el calor y la humedad eran determinantes. Todo esto me indicaba que:
– la elección de la rueda delantera en la bici era delicada por el viento
– la bici debía ser lo más aéreo posible
– el casco debía ser aéreo, pero ventilado
– la ropa clara para evitar que el sol la recalentara
– …. y las zapas cómodas por sí tenía que ponerme a caminar, como así ocurrió
Para Roth:
– Bici muy aéreo
– Rueda delantera de palos y lenticular trasera (prestadas) ya que no creo que haga viento y el circuito permite rodar a velocidades superiores a 40km/h durante mucho tiempo
– Desarrollo “Power”, no “Real Men”, pero casi. Plato 54-40, coronas 11-23
– Casco aéreo con pantalla ya que no creo que haga mucho calor y no me hervirá el “melón”
– Ropa cómoda lo más aéreo y ceñida posible, evitando entradas de aire por el cuello
– Zapas ligeras pero no voladoras tanto por mi peso como por el firme por el que discurre el circuito, durante mucho tiempo en pista de tierra.
– Nada de mono, sino dos piezas, por sí a mi cuerpecito le da por evacuar.
-…
Y esto es todo, todo lo que creo que hay que tener en cuenta en cuanto a material deportivo.
Os dejo un video de “jardincitos”, lugares en los que uno se mete sin saber y se lleva alguna sorpresa 😉

A %d blogueros les gusta esto: