Mis imprescindibles en IM. Fetiches

20130912-070543.jpg
Todos, o casi todos, tenemos algún objeto, algo que no puede falta entre lo que os acompaña en competición. He visto “de todo”, peluches en el asiento, bocinas en cabras (hablo de la bici), vírgenes pegadas al cuadro, fotos de la familia o de mascotas….
Parece que somos muchos los que en mayor o menor medida somos supersticiosos y otorgamos a algún o algunos objetos la capacidad de facilitarnos buena o mala suerte.
Yo tengo alguna manía a la hora de incorporar a la maleta algunas cosillas, nada estrafalario, pero no me gusta que falten:
– Visera de la marca IRONMAN que me acompaña desde 2006 en casi todas las competiciones. Sobre el logo de la marca coloque un parche de 226ERS, por no cambiar de visera para competir, esta que se cae a pedazos, pero no creo que la cambie, por lo menos a corto plazo.
– Gafas OAKLEY M-Frame. Además de ser una pasada es un modelo que llevo desde hace muchísimo tiempo. Perdí las que tenía en una btt en la que nos pillo muchísima nieve y frío… Conseguí las mismas, exactamente iguales. Prefiero competir con esas que con cualquier otra. De hecho competí en Kona con otras gafas y así me fue :-/ (seguro que no tuvieron nada que ver, pero ese tipo de cosas las llegamos a pensar, eso es lo fascinante de este tipo de cosas)
– No llevo fotos de familia, ni el nombre de mi mujer o mi hija en la visera, lo que sí procuró llevar, siempre que Pilar no compite, es su cinta de dorsal. Creo que es un elemento motivador para dar todo lo que llevo en competición. Para quienes no lo sabéis, en triatlón, son varias ocasiones en las que debes echar mano a la cinta del dorsal, para colocártelo al salir del agua y para darle la vuelta cuando bajas de la bici, como mínimo, de modo que si, ese dorsal tiene algo positivo, te lo va a transmitir. A mi me hace acordarme de mis nenas, sonreír y apretar con más ganas los dientes.
– La última incorporación a la lista de fetiches ha sido un bidón de 226ERS único que llego a la oficina. Es el único de 0,8 litros que existe transparente. Es el “patito feo” de los bidones y en el metí los geles en Roth.
Siempre digo que no se ponerme un dorsal y salir a entrenar, estos objetos podrían ser los culpables 😉

A %d blogueros les gusta esto: