No me ha salvado la campana, sino las llaves!

Quien me conozca sabrá que no tengo ni idea de mecánica, no soy ningún manitas ni tengo interés en serlo. Lo único q me gustaría poder hacer es tunear un coche viejo o una moto y para eso, además de ser un manitas hace falta tener mucho tiempo y un arsenal de herramientas.
He salido a entrenar en bici, desafiando la lluvia (tampoco me gusta mojarme en bici) e intentando tener alguna justificación lo q será un resultado de mañana en la media maratón de Santa Pola (ni he entrenado nada de calidad ni tengo ganas de apretarme en una media).
El tema es que, como casi siempre, he salido sólo, tarde y con prisas. Cuando llevaba 50km he pinchado. Yo no tengo esa maestría con el uso de mis manos para sacar una cubierta dura como los cuernos de un señorito y, para variar, tampoco llevaba desmontables. He ido a buscar algo para sacar la cubierta…. Las llaves! He sacado las llaves de casa las he metido entra la vieja llanta de aluminio q uso para entrenar y la roñosa cubierta y con poco escuerzo he podido sacar la cámara para cambiarla rápidamente….. Y volver a pinchar 20km más tarde! Casualmente llevaba otra cámara en el pequeño Box de mi, por último día, Trek 9.9 SPEED CONCEPT (me he despedido hoy de ella). Esta vez más rápido, he sacado las llaves, quitado la cámara, puesto la nueva, inflado, y pitando para casa donde me esperaban las nenas y mis padres para comer.
Como dicen, “más vale maña q fuerza”, y más aún imaginación e ingenio. Otras veces no tengo ni una cosa no la otra, pero hoy se me ha encendido una pequeña bombilla. Seguro q lo de usar las llaves en mas viejo que la rueda, pero yo no lo sabía. – Pues haberlo sabido, no? – Pues ya lo se :-{

20140118-170911.jpg

A %d blogueros les gusta esto: