En casa de herrero….

Parece que siempre ocurre igual, aunque nunca antes había sentido tanta necesidad de cambiar.
Quizá uno este cansado del día a día laboral y lo que menos le apetece es seguir prestándole atención a lo mismo, en mi caso a la suplementación, en casa.
Se lo que hay que tomar, como y cuando hacerlo. Respondo a emails casi a diario con dudas a este respecto. Estoy en permanente contacto con nutricionistas, médicos y farmacéuticos. Aún así, pienso en mi de forma relajada, o mejor dicho, descuidada. El orden q se q deben tener las cosas a mi me cuesta aplicarlo y no creo que sea por falta de interés, sino por cansancio, por salirme de eso q me rodea a diario.
El problema es q me descuido y eso q hasta ahora no era decisivo, por unas circunstancias o por otras, ahora lo es.
De momento llevo una semana tomando lo q se q debo tomar y eso unido al descanso activo parece q esta dando sus frutos, vuelvo a sentirme bien y con ganas.

20140317-090200.jpg

A %d blogueros les gusta esto: