ARENALES 113/2014. Mejor de lo esperado, tb mejorable

Mi estado de animo a pocos días de ARENALES 113 no era lo mejor para afrontar esta competición. Algo desbordado por el trabajo, falto de ritmo en algunos entrenamientos y palabras que se lleva el viento de algún patrocinador que me obligaban a buscar en pocos días nuevas colaboraciones para disponer de nuevo material para competir. Demasiadas cosas en el aire al mismo tiempo lo que anunciaba que alguna caería al suelo sin remedio.

Añadido a esto, ARENALES 113, es una cita de esas que uno no puede eludir. Es el Triatlón de Elche, mi ciudad, donde cuando me inicié en el tri éramos 3 gatos (contados) que además no nos conocíamos entre nosotros y que ahora alberga a no se cuantos clubes de tri, creo que unos 4 o 5 (corregirme  que seguro que me equivoco) cada uno de ellos con decenas de integrantes. Este es un triatlón que organiza gente a la que admiro, algunos compañeros del cole, hasta vecinos de escalera, con quienes comparto club, y que cada año se superan, no solo en numero de participantes sino en la propia organización del evento, haciendo que un tri de media distancia con unos 1500 inscritos parezca algo sencillo de llevar.

20140426-225140.jpgEsto es lo que hace que esta cita para mi sea siempre una cita especial en la que me gusta estar al 100% y llegar “rodado”, pero este año no iba a ser así, y me tocaba estrenar mi temporada en esta competición. Enfermedades leves, pero continuadas han hecho que mi invierno haya sido un pequeño calvario en el que la continuidad de los entrenamientos ha brillado por su ausencia, continuidad que requiere la planificación y tiene como consecuencia la mejora progresiva…. Pues de eso no ha habido casi nada.

Este año el cartel era especialmente atractivo, casi apetecía “ver los toros desde la barrera”, por las consecuencias de salir al ruedo con semejantes ejemplares, pero también por poder ver desde fuera como se desarrollaría una competición con tantísimo nivel. La verdad es que es una de esas cosas que tienen un enorme mérito y que Ximo ha logrado, y es reunir tantísimo triatleta de tan alto nivel en su prueba. Los que estamos más metidos en larga, y los más freakis, podrán valorarlo, pero para los que no están tan al loro, tan solo hay que comentarles que el segundo clasificado, Del Corral ganó el año pasado los IM de ARIZONA, FLORIDA y LANZAROTE,  que Richard Calle 8º, es el reciente Campeón de España de Larga Distancia, que Raul Amatriaín, 6º, es el reciente Campeón de España de Duatlón de Larga Distancia…… Y así muchos otros con enormes y envidiables palmarés.
Los días antes, especialmente por ser una competición en sábado a las 8am, muchos nervios y casi sin tiempo, intentando que todo llegara a tiempo y no perder demasiadas horas de trabajo. Finalmente el material fue llegando, casi con cuentagotas. El viernes a media mañana llegarían las ruedas de URSUS, un ligerísimo (para unas ruedas de estas características) juego de ruedas de palos delantera y lenticular trasera y el mismo viernes, antes de volver a mi casa a cenar y después de haber metido la CANYON vestida de gala en boxes, Mario, de CICLOS BOYER, me facilitaba un ORCA 3.8-2014. Este material no tendría más remedio que estrenarlo en la propia competición, como indican los libros de “malas prácticas”.

10294467_10203035819287902_3220407142134023223_nMe iba a dormir a media noche, después de cenar con Violeta, Pilar y Oscar, tres de mis “supporters” más incondicionales, pechuga de pollo plancha con unas verduras (sin patatas) al horno, para seguir dándoles a los a los más tradicionales adeptos a la pasta motivos para pensar en que hay algo más allá de los espaguetis, arroz, la pasta y el pan, con lo que se funciona igual o mejor que con cereales. Estaba nervioso y no podía dormir, aunque si lo hubiera hecho tampoco hubieran sido muchas horas.

A las 5 en planta en Santa Pola, el desayuno de todos los días, ropa de competí, “aligeramos bodegas”, Violeta al bracito de Pilar y al coche con tiempo, que últimamente voy más justo que…. Parecía una ilusión, pero aún casi no había gente en boxes, situación extraña para mi, suelo llegar cuando ya todos ya han salido. Lo dejo todo OK, hablo con Diego Paredes, Alejandro Santamaría, Álvaro Velázquez, Pedro Miguel Reig,…… Ufff, demasiada gente muy muy buena, y yo para “estrenar”. Finalmente nos vamos a la playa Alvaro, Moi y yo. Da tiempo a calentar, sale el sol, cámara de llamada, tensa espera y YA!!!

Salgo, como siempre, limpio, muy limpio, por el exterior izquierdo, para tomar el primer giro por fuera, perdiendo alguna posición, pero sin meterme en guerras absurdas. El mar se mueve mucho, el viento sopla rancheado y muy fuerte, pero las olas vienen a favor y no se nota demasiado hasta que damos el ultimo giro. HE progresado desde el giro anterior, pero las olas no dejan coger ritmo. Pienso que estamos todos igual y yo se como nadar con el mar jodido. LO que no se me va de la cabeza es “como coño se va a comportar la rueda de palos que voy a estrenar en pocos minutos con las RACHACAS de viento que están soplando!!!” Salgo cerca de la posición 50 😦

BmTa-UKCEAAfJmC.jpg-largePiso la arena, no se como voy. Veo a Alvaro por delante y me doy cuenta de que la natación ha sido regular, no tan mala como esperaba. Me cuesta sacarme el neopreno. Ya sobre la bici, aún en Arenales, estoy a punto de irme al suelo un par de veces por las rachas de viento. Pienso que me he equivocado con la rueda de palos, que es mejor que pare o me iré al suelo, pero continuo. Al salir de Arenales el viento parece más estable, aunque sigue fuerte, pero ya no afecta igual a la rueda delantera y se vuelve muy fácil de dominar. Empiezo a adelantar a otros triatletas. Voy a buen ritmo, pero pienso que quizá los otros vayan demasiado lentos y no dejo de seguir apretando. Adelanto a Cuenllas con 2 sanguijuelas pegadas a su culo a quienes yo abucheo. DE VERGÜENZA!!! (no doy nombres por no generar polémica, pero es lamentable). Se lo comento a Fernando cuando me pongo a su altura y el asiente.

Cerca del primer punto de giro veo que triatletas van delante de mi y los reconozco. Están Alvaro y Platero, entre otros. Antes de llegar a Camino de Castilla les paso y subo solitario, aunque pensando que en cualquier momento me alcanzan. La siguiente vuelta a Via Parque es más complicada. La entrada de grupos de edad en el circuito hace perder las referencias de los triatletas elite que llevo delante y esto hace que pierda la concentración. Intento que no sea así ,pero una y otra vez me des-concentro y pierdo ritmo. Aún así sigo pasando dorsales Elite.Del poligono a Arenales, con el viento a favor voy muy muy rápido. Giro de vez en cuando la cabeza, pero no veo a nadie cerca. En el paso por el aeropuerto la velocidad oscila entre 56 y 59km/h, se que por detrás pueden venir a la misma velocidad, pero no mucho más rápido, el conjunto formado por la SPEED MAX, la lenticular y la de palos han funcionado a la perfección. En Arenales, los últimos repechos se hacen duros, pero levanto el pié pensando ya en la carrera a pié. Entro en boxes en solitario en duodécima posición, muy satisfecho y con más dudas acerca de como responderán mis patas en una media maratón tan puñetera

10168161_10203035818967894_4436953290716224181_nEn la bici me he bebido un bidón de bebida energética con 2 cápsulas de sales y 3 geles, además de agua.

El inicio de la carrera a pié es lamentable. Las piernas no van coordinadas  y siento como los bastos internos están cogiendo más tensión que la solicitada en la carrera a pié. Tanto es así que en la primera zona que en la que me veo obligado a elevar algo más la rodilla en el gesto de carrera me da un fuerte calambre que me impide continuar. Paro, estiro, intento continuar, se me vuelve a acalambrar, me pasa un triatleta, sigo estirando, empiezo a correr lentamente, me pasa Alvaro y logro estabilizar las piernas. Corro lento, con sensación de poder correr mucho más rápido, pero si intento alargar la zancada e imprimir mayor velocidad se vuelve a tensar el basto. Me adelanta Ivan Alvarez en las dunas. Voy tomando cápsulas de sales y agua por si se debiera a una deshidratación. Tendría que parar en varias ocasiones más a estirar por los calambres sufridos en ambas piernas, seguramente como consecuencia de una escasa adaptación a la cabra unido al elevado ritmo en el sector ciclista.

Sigo corriendo, paso algunos triatletas, también me pasan a mi y logro entrar en la 15ª posición muy muy satisfecho, aunque sé que la carrera a pié ha sido deficiente para como podría haber corrido en caso de no sufrir esos molestos y dolorosos calambres

Ahora, después de sacar conclusiones, a encarar las ultimas 3 semanas que quedan para llegar al IM de Lanzarote a ganarme el slot para Hawaii. Lanzarote es u
nas de mis vestías negras como lo fue en su día el HOME DE FERRO de Ibiza, en 2010 no pude terminarlo y eso siempre pesa como una losa.

 

A %d blogueros les gusta esto: