PECADOS CAPITALES. Una semana completita, para cogerla con pinzas y tirarla al retrete

A veces nos dejamos llevar por el día a día, prestando atención a unas cosas y obviando otras. Uno nunca se da cuenta de la importancia de las que obvia hasta que es un poco tarde y el el olvido ha generado un problema.

Después de la mala carrera en IM Lanzarote donde en ningún momento me encontré bien, excepto en la primera mitad de la maratón, me paré a pensar con quienes me rodean y mejor me conocen acerca de que me había podido pasar. El tema es que no recuerdo tan malas sensaciones desde que compitiera en el TRI de GUADA en 2012, recién llegado de una semana infernal en EUROBIKE, un viaje de unas 6 horas en furgo y poco entrenado con una bebe de poco más de un mes. Entonces estuvo muy claro lo que pasó, exceso de trabajo y stress, y poco entrenamiento y descanso.

Esta vez no era asi. Había descansado bien, llevaba unas semanas, pocas, enlazando buenos entrenamientos y no estaba estresado. Para mi el motivo fue un fallo en la lectura de la carrera, no percibí que había un avituallamiento que estaba especialmente separado del resto y esto me dejó seco, me deshidrató.

Para Alfonso mi entrenador el motivo fue muy distinto. La falta de consecución de semanas bien entrenadas, las continuas enfermedades de este invierno, no me habían permitido hacer una buena pretemporada, un buen período base y eso lo estaba pagando.

Entonces decidimos incrementar algo la carga y meter algo más de gim. Lo primero lo he llevado, lo segundo no tanto. El tema es que en mi afán por no perder entrenamientos, unido a mi falta de tiempo me ha hecho enlazar algunos entrenamientos, encajando con bolillos sesiones que debía haber dado por perdidas, al tiempo que he dejado de lado cuestiones BASICAS que precisamente la semana pasada me han hecho bajar un peldaño… o varios pisos en mi estado de forma.

1º. VENTANA METABOLICA TRAS ENTRENAMIENTO.

El sábado pasado, 14 julio, tras un duro entrenamiento de rodillo de 90´ y una exigente carrera a pié de 90´ , me duché rápido, me puse lo primero que pillé y me fui a una comida familiar. Estas comidas en casas de campo transcurren con enorme parsimonia y se puede quedar para comer a las a14:00 y empezar a comer a las 16:00. Pues eso es lo que pasó, por no comportarme como un oso y respetar al resto de comensales pasaron casi 2 horas desde que terminé de entrenar sin comer nada. Con esto mandé la recuperación al carajo y empecé a dilapidar mi forma física.

2º. DESCANSO TRAS LOS ENTRENAMIENTOS CLAVE.

Al día siguiente me di el placer de hacer una ruta en bici que cada año intento realizar. Un circuito circular cerca de Alcoy. Desde hace unos años doy 3 vueltas al circuito, lo que suma un D+ de unos 3400m y más de 160kms.  Cuando llegué a casa, pasadas las 16:00, tenía un hambre feroz y comí. El tema es que después de comer rápidamente salimos de casa y nos fuimos de visita toda la tarde. Esa visita no me permitió sentarme relajadamente más de 15´, ni una cabezada, después de una paliza en bici bastante potente.

Bien, el lunes llamé a Alfonso y le dije que no iba a enteran, que tenía un tremendo dolor de piernas y un agotamiento general muy acusado y así perdí un día.

3º. LO QUE NO HAYAS HECHO NO LO HAGAS, DEJALO PERDER

El martes me encontré bien, pero entre el trabajo y otras obligaciones me quedé sin tiempo y decidí cambiar el entrenamiento. En lugar de NAT(1h) + RUN (18×4´) hice NAT (2h). Me encontré bien en los casi 7000m de nat, pero acumulé demasiado los días siguientes.

El miércoles Rodillo 90´ sin bajar de 270w + RUN 18×4 r1´, una buena transición en calidad de 3 horas.

El jueves había quedado para correr en la Vila (Villajoyosa) 2h con Fran (EPersonal). Antes hice un test de 1500m en la piscina, comí en 15´y salí zumbando. Salimos a correr 90´después. Me encontraba de nuevo vacío, pero completé el entrenamiento recordando que Alfonso me había insistido en acumular horas, aunque fueran a baja intensidad. Luego terminamos con un circuito de fuerza de 60´.

Además de la acumulación entrenamiento de esos 3 días, volví a cagarla. Tenía cita para una magnifica sesión de activación muscular, una pasada de terapia, y con la ilusión NO TOME NADA PARA RECUPERAR llegando a cenar a casa casi más de 2 horas después de haber concluido el entrenamiento.

4º. SI NO ESTÁS BIEN PARA ENTRENAR NO LO HAGAS, o por lo menos no hagas lo previsto.

Tenía el sábado 140km con 4 series de 20km a ritmo de 1/2 IM. Salí decidido a hacer un buen entrenamiento, pero no pude ni con la primera serie. Me faltaba el aire, me dolían muchísimo las fuerzas y por más que pasaba de esas sensaciones y apretaba los dientes, las piernas no llegaban a ejercer presión sobre los pedales. Decidí de nuevo acumular horas de rodaje y llegué a caso con solo 120kms y la cabeza llena de pensamientos negativos.

Y digo yo, ¿me dejo crecer la barba y digo que no voy porque pierdo segundos, o me corto la perilla y digo que al cortarme (la perilla, insisto) se me ha ido la fuerza???

Image

 

 

A %d blogueros les gusta esto: