No hay apuesta segura

portatilCada día que pasa las decisiones que uno toma le llevan a un sitio, al lugar que a cada uno nos corresponde y nos llevan esas esas acciones que realizamos o pasos que damos.

Muchos se apresurarán a decir que eso no depende de uno mismo, pero esta es una teoría que no comparto en absoluto. Cada paso que damos nos posiciona, nos lleva de un estado a otro. Si es cierto que algunos avanzan por que se les empuja o/y se dejan empujar, pero otros toman decisiones por si mismos.

Dejarse empujar es una opción, y también es cierto que esta nueva posición no será o habrá sido una elección propiamente dicho, pero esa nueva posición es la consecuencia de no asumir una decisión propia, es consecuencia de falta de valentía, criterio o simplemente falta de interés.

Podemos imaginar donde estaremos dependiendo del rumbo que tomemos o los pasos que demos, pero ese lugar no será tal y como lo imaginamos o directamente no llegaremos a ese sitio, aunque sí podamos llegar a una situación cercana.

Sé que estarás pensando que el paleo desayuno de hoy no me ha sentado bien, que le he metido demasiado coñac al café o que me he fumado algo en mal estado, y si no fuera yo quien escribe esto pensaría lo mismo que tu. Pero todo esto me viene a la cabeza porque cada día soy más consciente de eso que comento, cada día mis decisiones son más complejas y tienen mayores consecuencias, supongo que a todos nos pasa lo mismo. Pero también cada día me doy cuenta de que sólo hay que pararse a pensar, donde estás, donde te gustaría estar en un futuro y donde no, y al mismo tiempo si eres capaz, si tienes el conocimiento y los recursos, para tomar el camino directo o dar un rodeo, porque de no ser capaz puede que nunca llegues al lugar elegido.

Suerte en tu aventura 😉