Me siento privilegiado

Vuelo a Kona por tercera vez, esta vez no será para competir. Ya me dijo el año pasado Antonio Alix, que era un privilegiado. Entonces no lo tenía muy claro, iba para competir, aunque mermado de condiciones físicas. Me justifiqué diciendo que además  también a trabajar. Este año si tengo claro q soy un privilegiado, o por lo menos así me siento, ahora q voy a la isla solo y solamente a trabajar, para mi y para otros.IMG_1455

Voy a contactar con distribuidores, a ver que nuevas marcas apuestan por Ironman y que otras marcas pierden empuje o interés, que productos existen en el mercado americano, a conectar con marcas con las que poder colaborar… También voy a realizar pequeñas entrevistas a los deportistas q han confiado en 226ERS, a facilitarles algo que puedan necesitar a ultima hora y a mostrarles todo nuestro apoyo antes y durante la competición.

La semana q viene empezará y habrá un nuevo Campeón del Mundo Ironman. Una prueba que rara vez sale en los telediarios y medios de “desinformación masiva”. Muchos habrán trasnochado por haberlo seguido en directo la noche del sábado. Yo tendré la enorme suerte de haberlo seguido en vivo desde Kona. Habré dormido en un “sofá de acogida”, estado corriendo de un punto a otro del circuito, pedaleando de un lado a otro del circuito con mi Canyon, con el móvil en mano publicando en RRSS, mi viejo G-Shock con el crono en marcha con infinitos laps pulsados, haciendo vídeos y fotos, anotando dorsales y posiciones, animando a los deportistas que conozco y gritando a mis amigos sus referencias.

12033040_1042143299137448_3074434495122390850_n

Me siento un privilegiado por poder decir q voy a Big Island a trabajar, por poder de fomentar el deporte, sobre todos estos deportes que siempre me han gustado y q están tan poco valorados económicamente, por poder ayudar a deportistas dentro a realizar el sueño deportivo q tanto anhelan, por poder vivir por y para mi pasión, el deporte de resistencia, y ayudar al crecimiento del mismo, por haber tenido la oportunidad de conocer y tener tan buena relación con dos enormes personas, Iván Álvarez e Iván Raña. Que tengan los dos claras posibilidades de ser Campeones del Mundo Ironman, Álvarez en su grupo de edad y Raña absoluto es todo un sueño q no voy a permitir q vivan solos. Esto es por lo que me siento un privilegiado. Por poder decir que voy a Kona a trabajar y q el trabajo sea ese, vivir y compartir la pasión deporte.

Espero levantarme la semana q viene con una buena resaca, dolor de cabeza, la voz perdida y dolor de piernas por celebrar la victoria de estos dos buenos amigos. Espero poder seguir alimentando los sueños de cada vez más apasionados de los deportes de resistencia. Como me dice Iván Raña “Animal, eres un flipao del tri!!!” y la verdad lleva toda la razón. #FeedYourDreams

PD: Mucha suerte a todos en Kona, sobre todo a los españoles, más si cabe a aquellos que han confiado en 226ERS para este largo viaje 😉

A %d blogueros les gusta esto: